Coronas de zirconio


Opción más estética para las prótesis dentales
El zirconio es blanco translúcido y no deja marcas oscuras entre el diente y la encía
Material biocompatible 100% libre de metal

Blanqueamiento


Con lúz fría LED. Indoloro
Sin alterar la estructura del esmalte ni dañar las encías
Una sesión en clínica

Carillas composite


No erosionan el diente
Indicado para nivelar, corregir o tapar los dientes rotos

Empastes blancos


Substitución de los implantes metálicos
Empastes de composite
Color blanco natural y resistente

Preguntas frecuentes

01. ¿Qué es la estética dental?

La Estética Dental, como su nombre lo sugiere, cubre todo aquello que tenga que ver con la belleza, la estética, o el embellecimiento de sus dientes, en sus muy distintas formas y posibilidades.

02. ¿En que me beneficia la estética dental?

La sonrisa es uno de los factores estéticos más importantes, inherentes a la persona. Una sonrisa bonita y atractiva ofrece una imagen positiva y estimula al individuo a sonreír con tranquilidad y naturalidad.

Una boca ordenada, sana y armónica da seguridad en uno mismo.

03. ¿Qué es una corona o carilla?

Las coronas o fundas de porcelana son, como su propio nombre indica, un recubrimiento total del diente que simula toda la anatomía coronaria. Su espesor oscila entre 1-1,8 mm.

Se pueden confeccionar solamente con porcelana, o bien con un núcleo de otro material para darle más consistencia, como metal o más recientemente el zirconio.

 

04. ¿Cuáles son sus indicaciones / contraindicaciones?

Indicaciones. Se emplean cuando se ha perdido una gran cantidad de tejido dentario, por ejemplo tras una gran caries o un traumatismo, ya que la retención de una carilla o un empaste resultaría muy difícil debido a la gran pérdida de tejido dentario.

También se emplean en casos de dientes endodonciados, para dar consistencia a todo el diente y evitar posibles fracturas, ya que los dientes endodonciados se debilitan con el paso del tiempo.

Contraindicaciones. Prácticamente cualquier paciente puede llevar coronas, a excepción de aquellos que:

  1. Presenten problemas de encías en estado avanzado
  2. Que el diente tenga algún problema que limite su conservación en la boca
  3. Tengan excesiva movilidad dental
05. ¿Cuál es su duración?

Las coronas están confeccionadas de un material tan resistente que a veces pueden durar incluso más de 50 años. No obstante, debido al desgaste natural que produce la masticación, a veces pierden la forma o el brillo. En estos casos y si el paciente lo desea, se extrae la corona y se vuelve a colocar una nueva.